Una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI), encabezada por el Economista Principal del FMI, el Sr. Antonio Anson, acompañado de dos expertos, ambos pertenecientes al Departamento de los Asuntos Fiscales (FAD), se desplazó del 30 de octubre al 12 de noviembre a Malabo, Guinea Ecuatorial, como respuesta a la petición formulada por las autoridades nacionales, para una asistencia técnica en el área de la administración tributaria y aduanera, a fin de promover medidas para incrementar los ingresos fiscales y aduaneros no petroleros.

Hoy día 11 de noviembre 2019, ha tenido lugar la reunión de clausura con misión del FMI en cuestión ; el equipo expresó su optimismo y en ese sentido, de las posibilidades y potencial enormes del pais en cuanto al fortalecimiento de la administración aduanera y el incremento de los ingresos fiscales no petroleros, si se sigue de manera rigurosa la materialización eficaz de las medidas necesarias propuestas y del plan de acciones de este ministerio. La reunión se centró en tres puntos clave, resumen del informe de conclusión de dicha mision a saber:

  1.  La necesidad de Implementar reformas en las estructuras de los servicios tributarios y aduaneros.
  2. La necesidad de Cambiar los métodos de trabajo actuales y capacitar al personal.
  3. La necesidad de Implementar cambios en la estructura de la dirección, orientándola a una gestión por objetivos, en especial, en lo que concierne a la inspección de tributos, la recuperación de la deuda y la reducción de las exoneraciones fiscales y aduaneras.

Señalar que durante su estancia, la misión se reunió con varios departamentos implicados a saber, la Dirección General de Impuestos y Contribuciones, la Dirección General de Comercio y Promoción de Pequeñas y Medianas Empresas, la Dirección General de Aduanas, la Dirección General de SIDUNEA, la Dirección General de CENIAPGE, la Dirección General de INEGE y las Direcciones Generales de los puertos de Malabo y Bata, entre otros, para conocer de primera mano, el funcionamiento de las estructuras encargadas de la recaudación y verificar la armonización de los procedimientos técnicos que se aplica tanto en una zona, como en otra.

Se espera el informe final que recogerá todas las recomendaciones del FMI, en materia sobre los pasos a dar para mejorar los ingresos del sector no petrolero.