Programa con el FMI

El Directorio Ejecutivo del FMI aprueba un acuerdo de tres años bajo el Servicio Ampliado del Fondo por un monto de US$ 282,8 millones para Guinea Ecuatorial

18 de diciembre de 2019

  • El programa respaldado por el FMI busca mantener la estabilidad macroeconómica y financiera, y a la vez mejorar la protección social, fomentar la diversificación económica, fortalecer la gobernanza y combatir la corrupción.
  • El programa de las autoridades se basa en los esfuerzos del país en los últimos años para reducir los desequilibrios macroeconómicos y abordar desafíos macro-críticos que Guinea Ecuatorial enfrenta en el área de gobernanza y corrupción.
  • La decisión del Directo Ejecutivo permite un desembolso inmediato de un monto equivalente a DEG 29,287 millones (alrededor de US$ 40,4 millones) a Guinea Ecuatorial.

El 18 de diciembre de 2019, el Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó un acuerdo de tres años bajo el Servicio Ampliado del Fondo (SAF) para Guinea Ecuatorial, por un monto equivalente a DEG 205,009 millones (aproximadamente US$ 282,8 millones, o 130 por ciento de la cuota de Guinea Ecuatorial en el Fondo). El acuerdo está destinado a apoyar el programa económico de tres años de las autoridades, que busca reducir aún más los desequilibrios macroeconómicos y abordar las vulnerabilidades del sector financiero; mejorar la protección social y el desarrollo del capital humano; promover la diversificación económica; y fomentar la buena gobernanza, aumentar la transparencia y luchar contra la corrupción; todo con el objetivo general de lograr un crecimiento económico sostenible e inclusivo. El programa de Guinea Ecuatorial apoyado por el FMI también servirá como mecanismo para catalizar recursos externos adicionales y contribuir a la reconstrucción de las reservas regionales de la CEMAC.

La decisión del Directorio Ejecutivo del FMI permite un desembolso inmediato de DEG 29,287 millones, aproximadamente US$ 40,4 millones. El desembolso del monto restante se irá realizando gradualmente durante la duración del programa, sujeto a revisiones semestrales del programa por parte del Directorio Ejecutivo.

Luego de la discusión del Directorio Ejecutivo sobre Guinea Ecuatorial, el Sr. Tao Zhang, Subdirector Gerente del FMI, hizo la siguiente declaración:

“En los últimos años, la economía ecuatoguineana se ha visto afectada por una fuerte caída en los precios del petróleo y una disminución prolongada en la producción de hidrocarburos, lo que llevó a grandes desequilibrios macroeconómicos y un crecimiento económico negativo. La economía también se ha visto afectada por problemas de gobernanza y corrupción de larga data. Si bien las autoridades han tomado medidas para abordar estos desafíos, se necesita un enfoque más integral para abordarlos de manera efectiva y lograr un crecimiento sostenible e inclusivo. La implementación estricta de los compromisos de las autoridades y la adhesión a un cronograma estricto son esenciales.

“En este contexto, el programa de las autoridades busca: (i) preservar la estabilidad macroeconómica y financiera; (ii) mejorar la gobernanza y combatir la corrupción; (iii) apoyar el desarrollo del capital humano y mejorar la protección social; y (iv) promover la diversificación económica.

“El aumento de la transparencia, la mejora de la gobernanza y la lucha contra la corrupción son fundamentales para mejorar los resultados socioeconómicos. Se debe dar prioridad a: (i) fortalecer el marco anticorrupción, abordando los conflictos de intereses y adoptando y aplicando un régimen sólido de declaración de activos para los funcionarios públicos; (ii) fomentar la transparencia del sector de hidrocarburos, incluida la publicación de todos los contratos activos de petróleo y gas, las auditorías de GEPetrol y SONAGAS y los informes sobre los ingresos por hidrocarburos, así como a través de la membresía de la Iniciativa para la Transparencia de las Industrias Extractivas (EITI por sus siglas en inglés); (iii) continuar mejorando la gestión financiera pública (GFP); y (iv) fortalecer el marco jurídico y el marco ALD/CFT. En apoyo del programa, el FMI también llevará a cabo una revisión de salvaguardas fiscales a principios de 2020. Es esencial la implementación estricta y completa de estas medidas.

“La consolidación fiscal sostenida es necesaria para abordar la disminución permanente de los ingresos por hidrocarburos, mantener la sostenibilidad de la deuda, y fortalecer la posición externa. Esto requiere continuar con la reducción de los gastos de capital de baja eficiencia, aumentar los ingresos no petroleros y la mejora continua en la GFP. Al mismo tiempo, la composición del gasto público debe cambiar mediante la disminución de los gastos de capital para crear espacio para un mayor gasto social.

“La regularización de los atrasos del gobierno ayudará a reducir los elevados préstamos en mora y fortalecerá el sistema bancario, aumentando la confianza privada y permitiendo a los bancos apoyar la recuperación del sector no petrolero. Se necesita una acción temprana para abordar el problema de los bancos con insuficiencia de capital.

“Las reformas para mejorar el clima de negocios y promover la diversificación económica también son fundamentales para apoyar el crecimiento económico sostenible.”

Desarrollos económicos recientes

La economía ecuatoguineana se ha visto gravemente afectada por una fuerte reducción en los precios internacionales del petróleo y una disminución prolongada en la producción de hidrocarburos. Los desequilibrios macroeconómicos se han reducido en los últimos años, gracias a la consolidación fiscal, incluyendo en el marco del Programa Monitoreado por el Personal Técnico (PMP) de 2018, pero la situación económica y las perspectivas se mantienen difíciles. La economía aún se está contrayendo, empujada por una fuerte disminución en la producción de hidrocarburos. Los activos externos netos imputados (AEN) en el BEAC se volvieron positivos a mediados de 2019, pero siguen siendo bajos. El sector bancario se mantiene débil —con altos préstamos en mora relacionados con los atrasos en los pagos por parte del gobierno— lo que dificulta la recuperación del sector no petrolero.

Resumen del programa

El SAF de Guinea Ecuatorial busca reducir aún más los desequilibrios macroeconómicos para preservar la estabilidad macroeconómica; mejorar la protección social y apoyar el desarrollo del capital humano; abordar las vulnerabilidades del sector financiero; promover la diversificación económica; y fomentar el buen gobierno y la transparencia, y luchar contra la corrupción.

La aprobación del programa por parte del Directorio Ejecutivo requirió tres medidas previas clave centradas en la gobernanza y la transparencia. Éstas incluyeron la presentación de una solicitud de membresía a la Iniciativa para la Transparencia de las Industrias Extractivas (EITI por sus siglas en inglés), la puesta en funcionamiento de un sistema para escrutar y controlar adecuadamente los gastos del gobierno, y la publicación de un informe de diagnóstico de gobernanza y del plan de acción de buena gobernanza y anticorrupción de las autoridades, desarrollado en consulta con el personal técnico del FMI.

Un componente clave del programa es la implementación del plan de gobernanza y anticorrupción. El plan se basa en las medidas lanzadas en el marco del Programa Monitoreado por el Personal Técnico y en el informe de diagnóstico de gobernanza preparado por el personal técnico del FMI, que identificó las principales debilidades de gobernanza en Guinea Ecuatorial. El programa también contiene medidas para fortalecer el marco anticorrupción al abordar conflictos de intereses, la implementación de un sólido régimen de declaración de activos para altos funcionarios públicos, y mejorar el cumplimiento y la cooperación internacional; promover la transparencia del sector de hidrocarburos, incluso a través de la membresía del EITI, la realización y publicación de auditorías de las empresas públicas de hidrocarburos, y la publicación de informes periódicos de datos sobre el sector; mejorar el marco jurídico; fortalecer el marco de lucha contra el lavado de dinero y utilizarlo en la lucha contra la corrupción, inclusive mediante la denuncia de actividades sospechosas relacionadas con personas políticamente expuestas, y mejorando la transparencia de las empresas al poner a disposición la información sobre beneficiarios finales.

El programa también busca apoyar los esfuerzos de estabilización regional, reforzar la confianza de los inversores y catalizar recursos de instituciones multilaterales y donantes.

En el aspecto fiscal, el programa busca reducir los gastos de baja eficiencia y aumentar los ingresos no petroleros para reducir el déficit primario no petrolero, y situar la deuda pública en una tendencia a la baja. Para lograr estos objetivos, las autoridades han adoptado una nueva ley de impuestos selectivos al consumo sobre bebidas, tabaco y vehículos importados. Entre otras medidas, también planean mantener sus esfuerzos para limitar el fraude fiscal y las exenciones, fortalecer la gestión de los grandes contribuyentes, y mejorar el cumplimiento de las obligaciones tributarias en aduanas. Además, planean continuar racionalizando el gasto de capital, incluyendo para permitir un mayor gasto en los sectores sociales y la formación de capital humano para apoyar un crecimiento económico más inclusivo, la reducción de la pobreza y mejores resultados en salud y educación.

La regularización de los atrasos internos permitiría reducir considerablemente los préstamos en mora, mejorar la liquidez bancaria y fortalecer el sector bancario, que es clave para reimpulsar el crecimiento del sector no petrolero. El programa prevé la regularización de los atrasos mediante la emisión de bonos del gobierno una vez que finalice la auditoría de los atrasos en curso, con una amortización considerable de estas obligaciones durante el período del acuerdo. El programa también prevé la liquidación de los atrasos externos con acreedores oficiales antes de la primera evaluación del SAF.

Además del impacto positivo de la regularización de los atrasos internos, la recapitalización de los bancos con déficit de capital fomentará la estabilidad del sector bancario. Las autoridades también trabajarán en estrecha colaboración con la COBAC para garantizar que todos los bancos cumplan plenamente con las regulaciones de la COBAC, en particular los requisitos prudenciales, de gobernanza y ALD/CFT. Esto incluye reducir permanentemente el apoyo de liquidez de corto plazo de BEAC a los bancos a niveles consistentes con las normas COBAC.

Finalmente, se espera que las reformas estructurales desempeñen un papel crucial en el apoyo a la consolidación fiscal y en la mejora de las perspectivas de crecimiento. El programa contiene reformas al clima de negocios y otras reformas para promover la diversificación económica y apoyar el logro de un crecimiento económico sostenible.

La implementación del programa sigue sujeta a algunos riesgos a la baja, incluida la volatilidad en los precios de los hidrocarburos y vulnerabilidades en gestión financiera pública (GFP), gobernanza y corrupción. Sin embargo, estos riesgos se ven mitigados por la posibilidad de una mayor producción de hidrocarburos que la prevista en el programa, y por el requerimiento anticipado de medidas clave de GFP, gobernanza y anticorrupción, junto con el fuerte compromiso de las autoridades con las reformas.

Contexto

Guinea Ecuatorial, que se convirtió en miembro del FMI el 22 de diciembre de 1969, tiene una cuota en el FMI de DEG 158 millones.

Para información adicional sobre el FMI y la República de Guinea Ecuatorial, vea

www.IMF.org/EquatorialGuinea.

Destacado